close
Perú

Tours en la Cordillera Blanca: Laguna 69

20170118_122728

Uno de los lugares que quería visitar desde que empecé a planear mi viaje por Sudamérica era la Laguna 69, de verdad, nada mas gugleen el nombre y verán la razón. Así que en cuanto llegué a Huaraz empecé a investigar como llegar, contraté el tour con la Agencia Atusparia Tours (40 soles) y crucé los dedos para que hubiera buen clima.

Pasaron a recogerme al hostal a las 5.20 de la mañana, la verdad fue difícil despertar temprano pero la emoción pudo mas que el sueño. Después de recoger a los demás integrantes del tour salimos rumbo a Yungay, tomamos un pequeño desayuno en un restaurante y de ahí ingresamos al Parque Nacional Huascarán (entrada $10 soles).

El paisaje en el camino

En el camino pasamos a visitar una de las lagunas de Llanganuco, ahí estuvimos unos 15 minutos nada mas para tomarnos las respectivas fotos y seguir nuestro camino.

Los colores mas bonitos

Lo malo de la popularidad de la Laguna 69 es que todos quieren ir, así que no éramos los únicos ahí, por lo menos otros 5 camiones llenos de turistas estaban llegando. A las 9.30 de la mañana empezamos a caminar, nuestro guía nos dijo que a lo mucho eran 2 horas caminando y si era muy pesado pero nada del otro mundo.

La Laguna 69 es una pequeña laguna cerca de la ciudad de Huaraz, en la región de Áncash, Perú. Es una de las más de 400 lagunas que forman parte del Parque Nacional Huascarán, el cual es considerado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y Patrimonio Natural de la Humanidad. En época de deshielo, la laguna se nutre mediante una catarata que cae desde el Nevado Chacraraju.

El camino es bastante bonito y muy tranquilo la primera hora y media, no hay subidas muy pronunciadas y  tuve bastante suerte de que el clima estuviera perfecto.

La segunda parte del camino es la más complicada, es una subida enorme y la altura hace todo más complicado, mi corazón latía súper rápido y tenía que caminar muy lentamente para no sentir que moría. Pero los paisajes se vuelven mas y mas bonitos.

Y pues después de unas 2 horas y media por fin llegué, estaba muy muy feliz, el camino fue mas pesado de lo que imaginaba y de lo que nos había dicho el guía; algunas personas se quedaron a la mitad y otras tardaron 4 horas en llegar pero el esfuerzo vale totalmente la pena. =D

Estuve ahí una media hora, tomando fotos, descansando y comiendo el lunch que había llevado. Después empecé el largo camino de regreso, aunque la verdad es que es mucho más fácil bajar que subir.

Muchas lagunas

El regreso fue bastante largo porque tuvimos que esperar a que regresara todo el grupo y llegamos a Huaraz hasta las 8 de la noche, bastante cansados pero felices de haber conocido un lugar tan bonito.

María José

The author María José

Durante 2 años pagué todas mis deudas y me puse a ahorrar dinero para poder viajar por Sudamérica.

Leave a Response