close
Colombia

Un merecido descanso en San Gil

Después de la caminata por tres días en el Cañón del Chicamocha necesitábamos unos días para relajarnos y descansar. El primer descanso (si, porque se necesitaba mucho descanso después de caminar tanto) fue en el Refugio la Roca, un hostal en la Mesa de los Santos, tiene una vista espectacular hacia el cañón y la verdad fue bastante agradable quedarse ahí unos cuantos días para recobrar las energías.

img_3736
Qué bonito el hostal
20161022_115313
20161022_115444
20161022_115716
Vista desde las cabañas del hostal

A un lado del hostal hay un parque de escalada que es muy famoso por tener excelentes rutas para escalar. La verdad es que yo no hice nada los tres días que estuvimos ahí pero mi amigo Simon encontró a un compatriota suizo y a otro austríaco y se fueron muy felices ellos a escalar. Yo me quedé leyendo y reposando muy felizmente.

20161022_132037
La sala de yoga
20161022_161649
Una propuesta de matrimonio

Tres días de descanso fueron suficientes, teníamos que regresar por la mochila grande que habíamos dejando encargada en el hostal de San Gil, así que emprendimos el regreso, para llegar a San Gil desde el pueblo de Los Santos hay que tomar un bus que te deja en Pie de Cuesta (una hora aproximadamente) y de ahí esperar el bus que pasa hacia San Gil (2 horas). El hostal Le Papillon fue donde nos habíamos hospedado antes de la caminata, y la verdad es que un lugar muy ameno, sobre todo por la ayuda que te dan los dueños, Ximena y Silvano, son lo máximo.

Aproveche esos días para escribir y actualizar el blog, la verdad es que hay muchas actividades para hacer pero mi presupuesto no estaba para gastar, así que sólo hice algunos paseos a lugares cerca y no tan caros.

Cascadas de Juan Curi

Para llegar a las cascadas hay que tomar un bus que cobra aproximadamente $5,000 pesos colombianos, díganle al chofer que les avise donde bajarse, hay que pagar $7,000 para entrar y de ahí caminar una media hora por un caminito súper bien marcado hasta la cascada, en el camino pueden encontrar hartas mariposas de muchos muchos colores (a las cuales jamás les pude tomar una foto decente #tristeza)

20161028_105458
Hay que caminar hasta allá
20161028_105605
¡Una llama!
20161028_112457

Pueden llevar ropa y bañarse en las cascadas, hay vestidores y baños bastante decentes y limpios. También hay una tiendita con snacks, aunque el precio es un poco más alto.

20161028_114624
20161028_120552

De regreso tienen que pararse en la carretera y esperar el bus que pase de regreso a San Gil, tarda un poco, no se desesperen.

Pescaderito

Desde San Gil tomen un bus que los lleva al pueblo de Curití, la verdad es que este pueblo es de lo mas lindo, de haber sabido me hubiera hospedado aquí, hay muchísimo menos gente y es un remanso de paz y tranquilidad, ni modo, tal vez la próxima vez. Ya que llegan al pueblo preguntan el camino y empiezan a caminar, son 2 kilómetros, yo tuve la suerte de que una señora con su hija me vio caminando y me ofreció llevarme en su moto, así de la nada, y la verdad que bueno que lo hizo porque me ahorró por lo menos una hora caminando bajo el sol.

20161030_130347
¡A nadar!
20161030_130810
Pueden rentar una llanta para bajar

Yo fui un domingo, así que había muchas familias bañándose en el río pero si caminas unos 15 minutos río arriba puedes encontrar pozos con menos gente y excelentes para nadar. Además hace tanto calor que es perfecto para refrescarse.

20161030_143305

El único inconveniente es que ¡no venden comida! En México estaría lleno de puestos de quesadillas y papas pero aquí no encontré absolutamente nada, bueno, cervezas, pero eso no quita el hambre :(, así que me preparé mentalmente para regresar pero la misma muchacha con su hija pasó de regreso y me dio un aventón al pueblo, ¡yeeeeeiii! Ahí hay que esperar un buen rato por el bus de regreso a San Gil pero el pueblo es bastante bonito para pasar el tiempo.

Así que si están por el rumbo, siempre es una buena opción visitar San Gil, el pueblo no es el más bonito del mundo pero sus alrededores si, son una belleza y vale la pena conocerlos.

Tags : CascadasColombiaSan Gil
María José

The author María José

Durante 2 años pagué todas mis deudas y me puse a ahorrar dinero para poder viajar por Sudamérica.

Leave a Response