close
20161012_164522

Casas blancas y calles de piedra, es el paisaje al que llegas después de 3 horas de viaje en autobús desde Bogotá. Villa de Leyva fue fundada el 12 de junio de 1572 y es tan reconocida por su arquitectura colonial que es parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia.

Creo que fue aquí donde realmente empecé mi viaje, en Bogotá fue todo muy rápido y tenía una lista con muchos lugares que visitar y estaba enfocada en visitarlos todos, así que llegar a Villa de Leyva y no saber que visitar hizo que disfrutara más el recorrido.

Desde Bogotá hay que tomar el transmilenio hasta la Terminal Norte, ahí preguntan por los buses que van a Tunja, a mi me cobraron 16,000 pesos colombianos, creo que si hablas con el conductor puedes bajar un poco el precio. En la terminal de Tunja buscan el bus que sale a Villa de Leyva ($6,500), hay que esperar a que se llene pero no pasa mucho tiempo.

20161012_173158

Después de dejar mi mochila en el hostal salí a dar una vuelta por el pueblo.

20161012_164539
20161012_152012
Balcones con flores
20161012_173635
Salió la luna

Al otro día salió el sol y al parecer era algo que no había pasado en días pasados, así que aprovechamos para ir a caminar a la Poza de la Vieja. Caminando desde el hostal son unas 2 horas, el camino no esta señalado pero si usan Google Maps llegan bastante bien, sin ningún problema, no hay muchas tiendas en el camino, así que lleven suficiente agua porque hace mucho, mucho calor.

20161013_110908
20161013_113751
20161013_113836
Pueden nadar felizmente aquí

Y como habíamos llegado muy fácilmente a la Poza y en el mapita que nos dieron en el hostal parecía que había unas cascadas cerca, decidimos caminar hasta las cascadas, la verdad es que no fue tan cerca como creíamos y el camino era mayormente de subida pero después de unas 2 horas mas caminando en pleno sol llegamos a las Cascadas de la Periquera ($5,000 pesos para entrar).

20161013_115732
Caminando hasta las cascadas
20161013_135453
¡Llegamos a las cascadas!
20161013_134826
Minicascada

Al parecer son 5 cascadas pero nuestra entrada sólo cubría 2, no se si nos timaron o algo pero estábamos demasiado cansados para seguir caminando y nos conformamos con las que pudimos ver.

20161013_140603
Descansando

Empezamos el camino de regreso pero afortunadamente paso un colectivo que iba a Villa de Leyva porque la verdad no tenía nadita de ganas de caminar 4 horas para regresar al hostal.

Al día siguiente estaba muy cansada, así que aproveché para descansar y visitar la Casa Museo de Antonio Nariño.

20161014_075216
20161014_111552
Esta vida le gustaría a Shanti
20161014_111604

Y como estuvo nublado seguí paseando por el pueblo, algo que me llamó mucho la atención es que hay muchos perros callejeros pero todos se ven muy saludables y son muy cariñosos con la mayoría de las personas.

20161014_073539
20161014_121728
¡Bugambilias!
20161014_073801

El fin de semana aproveché para actualizar un poco el blog, visitar el mercado de los sábados para comprar frutas baratas y hacer un paseo al Museo Paleontológico y a los Pozos Azules.

20161016_135356
Caminando al Museo y a los Pozos

La verdad es que el Museo es muy caro para lo que puedes ver ($9,000 pesos colombianos), creo que fue lo que menos me gustó en mi paso por Villa de Leyva, tal vez si eres muy fan de los dinosaurios pueda ser interesante visitarlo, no lo recomiendo mucho.

20161016_122507
20161016_124441

De ahí caminamos hasta los famosos pozos azules que en realidad como no había llovido mucho esta temporada era sólo un pozo azul, la entrada por ver el pozo es de $5,000 y si quieres nada pagas $5,000 más. El agua esta helada pero como hace tanto calor realmente es muy refrescante, hay un “vestidor” donde puedes ponerte tu traje de baño pero casi todos estaban nadando en ropa interior.

20161016_144609
En lugar de pozo azul debería ser pozo verde
20161016_144613
Tiene su trampolín para los clavados

La verdad es que es un paseo muy bonito, igual hay que llevar mucha agua porque en el camino te la dan muy muy cara y no hay muchos arbolitos que hagan sombra, así que toca caminar en el sol. También pueden rentar bicicletas en el pueblo para recorrer el camino más rápido.

20161016_144621
De regreso a Villa de Leyva

La verdad es que me encantó Villa de Leyva, me hubiera quedado ahí otra semana tranquilamente pero pues tenía que seguir el camino, pero nos volveremos a encontrar. =D

Tags : BalconesColombiaPatrimonio ColombiaPuebloviajesVilla de Leyva
María José

The author María José

Durante 2 años pagué todas mis deudas y me puse a ahorrar dinero para poder viajar por Sudamérica.

Leave a Response