close
img_3531
María José Mata Olay

No hay nada como un buen libro para transportarse a lugares lejanos y vivir aventuras que tal vez nosotros nunca nos arriesgaríamos a vivir. Estos son algunos de mis favoritos, todos los he leído y les tengo un cariño muy especial. Aquí van sin un orden específico porque todos me gustan por igual.

Turn right at Machu Pichu, Mark Adams

Mark Adams es un escritor de viajes que decide seguir el mismo rumbo que llevó a Hiram Bigham a descubrir la ciudad perdida de Machu Pichu. Obviamente todos queremos conocer algún día Machu Pichu pero después de leer el libro quieres hacerlo de la misma manera que Mark, aunque probablemente no tengamos el mismo presupuesto que él. La forma en la que entrelaza la historia de Bigham con su propia trayectoria es perfecta y lo hace de una manera simpática y realmente te sientes parte del #TeamMark conforme avanza la expedición. Un libro que todos los que quieran visitar Perú deben de leer.

I learned a little survival trick when I was mountain climbing with some Russians. If you have no clean water, take some dirty water and filter out all the bits with one of your socks. Leave the bottle out in the sun for six hours, and the UV rays will kill all the bugs. I’ve used that one a couple of times.

Días de viaje, Aniko Villalba

Aniko es una de mis blogueras de viajes favoritas, su blog es uno de los que me inspiraron a tomar la decisión de renunciar a mi trabajo y viajar. Me costó mucho trabajo conseguir su libro porque esta publicado de manera independiente así que el envío hasta México salía mucho mas caro que el propio libro, así que cuando el novio de mi amiga Lucrecia fue a Argentina le pedí que por favor me trajera el libro, y pues fui muy feliz cuando por fin lo tuve en mis manos y lo terminé de leer en 2 días. Si no conocen el trabajo de Aniko se están perdiendo de mucho.

Nada ni nadie te impide vender todas tus pertenencias, comprarte un pasaje para el primer avión o colectivo que salga a donde sea, e irte. Aunque creas que existe un sistema que te lo impide, ese sistema no está más que en tu cabeza. Aunque digas “pero yo no tengo un peso partido al medio”, si tenis manos podés trabajar, si tenés cabeza podés pensar, si tenés humanidad podés crear. Si dedicas todas tus energías a hacer eso que te hace feliz, por más ridículo, irreal o aburrido que le parezca al resto del mundo, vas a encontrar la manera de sobrevivir.

Holy cow: an indian adventure, Sarah MacDonald

Sarah visitó la India cuando era joven, al terminar su viaje juró que no regresaría nunca (así de bien la pasó) pero 11 años después el amor de su vida es transferido a Nueva Delhi, es ahí donde empieza su camino que la lleva a redescubrir el país. Sarah cuenta todas las cosas negativas que hay, la contaminación, el mal olor, el tráfico, las multitudes, todo. No es tal cual un libro de viajes, mas bien es un relato de sus experiencias en ese país, es entretenido y divertido.

For Bum Bum, India es a sacred land, an enchanted mother, where the divine is present in every mountain, ocean, river, tree and rock. The Ganges is especially sacred, because she’s actually a beautiful goddess who crashed to earth from heaven with only Shiva’s dreadlocks to break her fall. Pigeon Man coos, “The Ganges is so sacred that even your family in Australia can go to heaven if they just picture the river in their minds”

El abuelo que saló por la ventana y se largó, Jonas Jonasson

Hace mucho que un libro no me hacía reír tanto como este. Allan Karlsson es un anciano que va a festejar su cumpleaños número 100 pero en lugar de asistir a su festejo decide escaparse de la residencia en la que vive. Es uno de esos libros que te hacen sentir bien, que disfrutas leer y que recomiendas a todos tus amigos.

Si Allan hubiese tenido otro talante, tal vez se habría preguntado de qué había muerto Henning a la temprana edad de treinta y nueve años. Pero él nunca se metía en lo que hacían o dejaban de hacer los demás, no si podía evitarlo, y casi siempre podía.

Viajes con Herodoto, Ryszard Kapuscinski

Kapuscinski es uno de mis autores favoritos, fue periodista, historiador y escritor. En sus viajes reportó guerras, golpes de estado y revoluciones, lo hizo de una manera impecable. En realidad podría haber puesto aquí cualquiera de sus otros libros, la forma en la que describe sus experiencias es única y todos los viajeros que he conocido han leído alguno de sus libros.

Al fin y al cabo, el viaje no empieza cuando nos ponemos en ruta ni acaba cuando alcanzamos el destino. En realidad empieza mucho antes y prácticamente no se acaba nunca porque la cinta de la memoria nono deja de girar en nuestro interior por más tiempo que lleve nuestro cuerpo sin moverse de sitio. A fin de cuentas, lo que podríamos llamar “contagio de viaje” existe, y es, en el fondo, una enfermedad incurable.

Find Momo Coast to Coast, Andrew Knapp

Momo es un border collie muy famoso en Instagram, al que le gusta esconderse y que le tomen fotos. Este es su segundo libro en el que, junto a su dueño Andrew, recorren Estados Unidos y Canadá. Tal vez no sea lo más difícil del mundo encontrar a Momo pero las fotografías están muy bien tomadas y pasas un rato agradable hojeando el libro. Si les gustan los perros les encantará.

Magallanes. Hasta los confines de la tierra, Laurence Bergreen

Un libro súper interesante con todo lo que tuvo que pasar Magallanes para realizar su viaje, desde su financiamiento, su tripulación, la familia, el viaje, las traiciones, todo lo que pasó en esos 3 años de navegación. Es uno de los viajes mas importantes en la historia de la humanidad y este libro lo cuenta bastante bien. A veces nos quedamos con la idea que nos dan en la escuela de como los conquistadores eran seres casi perfectos y este libro nos muestra la realidad con datos históricos y una narración fluida.

Cualquier marinero de la Flota de las Molucas que se detuviera por un instante a reflexionar entre sus quehaceres diarios sólo podía maravillarse por cómo la fortuna, después de castigar a la flota durante meses, había decidido ahora favorecerla.

La ciudad perdida Z, David Grann

La verdad es que este libro me hizo no tener ganas de visitar el Amazonas, sobre todo por los mosquitos que te pican y entierran sus huevecillos debajo de tu piel y te salen gusanos y es asqueroso y jamás quiero que me pase eso. Pero aparte de traumarme de por vida con esas anécdotas, el libro es muy entretenido. Se supone que la ciudad perdida realmente existió en el Amazones, en 1925 Percy Fawcett realiza una exploración para encontrarla pero nunca mas se vuelve a saber de el.

A pesar de los riesgos que entrañaba todo aquello, Fawcett se sentía confiado: a fin de cuentas, siempre había salido airoso donde otros habían fracasado. “Es obvio que resulta peligroso penetrar en un territorio habitado por grandes hordas de indios tradicionalmente hostiles – escribió -, pero creo en mi misión y en su propósito. Lo demás no me preocupa, pues he visto ya a muchos indios y sé qué hacer y qué no hacer. Añadió: “Creo que nuestra pequeña partida de tres hombres blancos trabará amistad con todos ellos”.

¿Qué les parece? ¿Están de acuerdo con mi lista? Si tienen alguna otra recomendación póngala en los comentarios y seguro buscaré el libro para leerlo.

 

 

Tags : inspiraciónLibrosviajes
María José

The author María José

Durante 2 años pagué todas mis deudas y me puse a ahorrar dinero para poder viajar por Sudamérica.

Leave a Response